Hechos sobre la extraordinaria vida de Juana de Arco

  • joan-arcJuana de Arco es una hero√≠na nacional de Francia, que vino de un entorno muy humilde para ayudar Francia a expulsar a los brit√°nicos del pa√≠s. Al principio tuvo mucho √©xito, pero luego fue juzgada por brujer√≠a y quemada en la hoguera. Sin embargo, siete a√Īos despu√©s de su muerte, los brit√°nicos abandonaron Francia y ella fue venerada como una l√≠der inspirada.
  • Naci√≥ en 1412 en Domremy, Francia, hija de un arrendatario y muri√≥ a la edad de 19 a√Īos.
  • El verdadero nombre de Juana de Arco era Jehanne de Arco. Tambi√©n es conocida como Jeanne d’Arc (franc√©s) y en su juicio, se llam√≥ a s√≠ misma – ‚ÄúJehanne la Pucelle‚ÄĚ La Doncella de Orleans. Ella tambi√©n puede haber ido por el nombre Jehanne Vouthon.
  • Desde los 13 a√Īos, inform√≥ haber escuchado ‘voces de Dios’, que le conf√≠an una misi√≥n importante.

‚ÄúTen√≠a trece a√Īos cuando tuve una Voz de Dios para mi ayuda y gu√≠a. La primera vez que escuch√© esta Voz, me asust√© mucho; era mediod√≠a, en verano, en el jard√≠n de mi padre. ¬ę

РJuana de Arco de su transcripción del juicio.

Misión al Delfín

  • Joan_of_arc_200Hac√≠a mucho tiempo que exist√≠a una profec√≠a de que una joven virgen salvar√≠a Francia. Esta profec√≠a ayud√≥ a crear seguidores para Juana de Arco.
  • Su madre so√Ī√≥ que Joan lideraba una banda de soldados debido a esto, sus padres la cuidaban cuidadosamente, temiendo que alg√ļn d√≠a se fuera de casa. Joan era exteriormente obediente a su padre y cuando sinti√≥ que era hora de irse, tom√≥ la ayuda de su t√≠o.
  • Cuando Juana de Arco lleg√≥ por primera vez a la corte del Delf√≠n en Chinon en 1428, inicialmente fue recibida con incredulidad y sospecha. Se le neg√≥ una reuni√≥n con el Delf√≠n. Sin embargo, se qued√≥ y algunos lugare√Īos quedaron impresionados con su honestidad y fervor. Finalmente, el Delf√≠n accedi√≥ a reunirse con ella y en una reuni√≥n privada: se dice que Joan revel√≥ algo que solo un ‘mensajero de Dios’ podr√≠a haber sabido. Despu√©s de esto, el Delf√≠n acept√≥ a Juana de Arco y la tom√≥ en serio.
  • El delf√≠n de Francia era Charles de Ponthieu, se le consideraba d√©bil e ineficaz, pero tras conocer a Juana de Arco, la suerte de los franceses cambi√≥. El Delf√≠n fue coronado rey Carlos VII el 17 de julio de 1429, un a√Īo despu√©s de conocer a Juana de Arco.

Luchando

  • En marzo de 1429, a Juana de Arco se le permiti√≥ conducir un ej√©rcito a Orleans, que en ese momento estaba sitiada por los ingleses. Juana de Arco se cort√≥ el pelo corto, al estilo de los pajes, y vest√≠a ropa blanca.
  • En Orleans, result√≥ herida por una flecha, pero se mostr√≥ desafiante al continuar liderando el avance franc√©s. Logr√≥ las negociaciones con los ingleses, ofreci√©ndoles t√©rminos desafiantes y orden√°ndoles que se retiraran, pero cuando se negaron, ella continu√≥ luchando. Despu√©s de unos d√≠as, los ingleses y los borgo√Īones fueron derrotados y obligados a retirarse a trav√©s del r√≠o Loira, convirtiendo a Joan en una hero√≠na de la noche a la ma√Īana.
  • Joan result√≥ herida en dos ocasiones, una flecha en el hombro en Orleans y una ballesta en la garganta durante el fallido asedio de Par√≠s. No luch√≥ directamente, sino que actu√≥ como mascota y punto de reuni√≥n de sus tropas. Llevaba un estandarte con una imagen de Cristo y llevaba una espada que se encontr√≥ en la Iglesia de Sainte-Catherine-de-Fierbois (como hab√≠a predicho Joan).
  • Juana de Arco no solo llev√≥ a las tropas a la batalla, sino que busc√≥ transformar al ej√©rcito en una fuerza de combate m√°s virtuosa. Una vez, cuando los ingleses estaban en retiro en Orleans, se neg√≥ a perseguirlos porque era domingo. Ella busc√≥ dejar¬† prostituirse y hacer que el ej√©rcito sintiera que estaban luchando por una misi√≥n divina. A pesar de su edad y sexo, Joan ten√≠a un fuerte sentido del bien y el mal y pod√≠a castigar a prestigiosos caballeros por maldecir o embriagarse. En su juicio, se afirma que intent√≥ abofetear a un soldado escoc√©s que hab√≠a robado algo de carne.
  • Juana de Arco tuvo un tremendo coraje y valent√≠a para actuar como l√≠der de hombres.
  • Era casi inaudito en esa √©poca que las mujeres (y las campesinas) dieran orden y dirigieran a los hombres. Viv√≠a en un mundo virtual masculino, pero algo en ella hizo que los hombres la respetaran y la reverenciaran. Era valiente pero tambi√©n ten√≠a mal genio, se consumi√≥ con una justa indignaci√≥n cuando los soldados ingleses se burlaron de ella con apodos y le dijeron que regresara con sus vacas en la granja.

Creencias religiosas de Juana de Arco

Como su madre, Juana de Arco era una católica muy devota y piadosa. Sintió la necesidad de seguir la piedad personal. Verdad, castidad, ayuno, devoción a los santos y Sagrada Comunión. A pesar de sentirse una católica piadosa y cristiana, sintió que tenía una revelación directa de Dios, a través de las voces de santos como San Miguel, Santa Catalina de Alejandría y Santa Margarita de Antioquía. Esta comunión directa con Dios la colocó en confrontación con la Iglesia que creía que la voluntad de Dios necesitaba ser interpretada a través de la Iglesia y no directamente.

Arresto y juicio

  • Durante su tiempo en el ej√©rcito y en el juicio, Juana vest√≠a ropa de hombre, algo muy inusual para la √©poca. Juana vest√≠a ropa de hombre para encajar con los soldados que compon√≠an el ej√©rcito.
  • En 1430, Juana fue capturada por las fuerzas de Borgo√Īa (fuerzas francesas no leales a Carlos) en Compiegne y vendida a los ingleses. Los borgo√Īones esperaban desacreditar al rey Carlos demostrando que Juana era una bruja. A pesar de deber su coronaci√≥n a Joan, Charles no busc√≥ su liberaci√≥n, ya que no quer√≠a ser manchado con alguien acusado de brujer√≠a.
  • Fue juzgada por brujer√≠a y otros 69 cargos en un tribunal y realiz√≥ su propia defensa. Todo el juicio fue grabado por escribas de la corte y Juana de Arco se mantuvo firme, a pesar de enfrentarse a una inmensa presi√≥n de una corte hostil. El fiscal Pierre Cauchon trat√≥ de hacerla tropezar y le pregunt√≥: ¬ę¬ŅSabes si est√°s en la gracia de Dios?¬Ľ Era una pregunta capciosa, como si Joan dijera que s√≠, implicar√≠a que se sent√≠a divina. Ella respondi√≥: ‚ÄúSi no lo soy, que Dios me coloque all√≠; si lo soy, que Dios me guarde. Ser√≠a el m√°s triste del mundo si supiera que no estoy en la gracia de Dios. Pero si estuviera en estado de pecado, ¬Ņcrees que la Voz vendr√≠a a m√≠? Ojal√° todos pudieran escuchar la Voz como yo la escucho. Creo que ten√≠a unos trece a√Īos cuando se me ocurri√≥ por primera vez ¬ę. – Juana de arco
  • Pierre Cauchon fue el principal eclesi√°stico responsable de juzgar a Joan. Sinti√≥ que era su deber salvar su ¬ęalma inmortal¬Ľ.
  • Durante su cautiverio, fue amenazada con torturarla para revelar la ‘verdad’. Pero, ella respondi√≥ que incluso si la torturaban, no responder√≠a de manera diferente. Por 10 votos contra 3, los interrogadores decidieron que la tortura ser√≠a in√ļtil.
  • El ensayo se transcribi√≥ dando una gran fuente de material primario. En el juicio, Joan se defendi√≥ con gran intelecto, a pesar de que se le neg√≥ el apoyo legal.
  • Despu√©s de que se diera un veredicto de culpabilidad, se retract√≥ temporalmente de sus declaraciones para escapar de la muerte en llamas y, en cambio, de la cadena perpetua. Pero, m√°s tarde, cambi√≥ de opini√≥n y reafirm√≥ su creencia en declaraciones en el juicio. Luego fue sentenciada a ser quemada en la hoguera bajo el cargo de ‘hereje reca√≠do’.
  • El 30 de mayo de 1431, la llevaron al antiguo mercado de Rouen y la ataron a la hoguera. Ella le pidi√≥ a un fraile dominico que sostuviera un crucifijo lo suficientemente alto para poder concentrarse en el crucifijo mientras soportaba el dolor de su ejecuci√≥n. Tambi√©n le pidi√≥ al fraile que gritara garant√≠as de su salvaci√≥n para poder escuchar por encima de las llamas.
  • Hay muchos informes de testigos oculares contradictorios sobre su ejecuci√≥n, pero un consenso fue que Joan soport√≥ su destino con valent√≠a y sigui√≥ siendo una cristiana devota hasta el final.
juana de arco del siglo xix

Legado y santidad

  • Veinte a√Īos despu√©s de su juicio, su familia escribi√≥ una carta al Papa Calixtus III argumentando que el veredicto debe ser anulado. En 1456, su juicio y sentencia fueron anulados.
  • Juana de Arco fue beatificada en 1909 y canonizada en 1920. Fue nombrada patrona de Francia.