Socrates

Socrates

Muri贸 a la edad de 71 a帽os

Lugar de nacimiento: Atenas

Famosa por: Fil贸sofo

Familia:

C贸nyuge: Xanthippe

Padre: Sophroniscus

Madre: Phaenarete

Hijos: Lamprocles, Menexenus, Sophroniscus

Muri贸 el: 399 A.C.

Lugar de la muerte: Atenas Cl谩sica

Descubrimientos/Inventos: M茅todo Socr谩tico

Biograf铆a de S贸crates

S贸crates (470-399 a.C.) fue un fil贸sofo de la antigua Grecia, el primer pensador del tr铆o de fil贸sofos griegos antiguos, que incluy贸 a Plat贸n y Arist贸teles, para establecer los fundamentos filos贸ficos de la cultura occidental. 芦Con贸cete a ti mismo禄 es la esencia de toda su ense帽anza.

S贸crates naci贸 en Atenas, Grecia, en el a帽o 470 a.C. Hijo de un escultor y alba帽il y de una comadrona, de su infancia nada se sabe. En su juventud, particip贸 en tres campa帽as militares.

Entre 406 y 405 a.C., fue miembro del consejo legislativo de Atenas. En el a帽o 404 a.C., arriesg贸 su vida por negarse a colaborar en las maniobras pol铆ticas dise帽adas por la dinast铆a de los Treinta Tiranos que gobernaban la ciudad.

S贸crates, un hombre adulto, llam贸 la atenci贸n no s贸lo por su inteligencia, sino tambi茅n por la extra帽eza de su figura y sus h谩bitos. Nariz corpulenta, corta, aburrida, ojos saltones, ropas rotas, descalzo, vagaba por las calles de Atenas.

S贸crates sol铆a pasar horas inmerso en sus pensamientos. Cuando no estaba meditando solo, hablaba con sus disc铆pulos, tratando de ayudarlos en su b煤squeda de la verdad.

Per铆odo Socr谩tico

Antes de que S贸crates apareciera en el panorama intelectual de Grecia, los fil贸sofos se centraban en la explicaci贸n natural del universo, un per铆odo que se conoci贸 como 芦pre-socr谩tico禄.

A finales del siglo V a.C. se inici贸 la segunda fase de la filosof铆a griega, que pas贸 a denominarse 芦socr谩tica禄, donde la mayor preocupaci贸n se refer铆a al individuo y a la organizaci贸n de la humanidad.

Estos fil贸sofos comenzaron a preguntarse: 驴Qu茅 es la verdad? 驴Qu茅 es bueno? 驴Qu茅 es la justicia?

Fuentes del estudio de S贸crates

S贸crates no dej贸 ninguna obra escrita. Pens贸 que el intercambio directo de ideas era m谩s eficiente, a trav茅s de preguntas y respuestas entre dos personas.

Todo lo que nos lleg贸 sobre S贸crates vino a trav茅s del fil贸sofo Plat贸n, su disc铆pulo, en cuyos Di谩logos el maestro siempre aparece como el personaje central.

La segunda fuente es el historiador Jenofonte, amigo y frecuentador de los encuentros en los que S贸crates particip贸. Arist贸fanes cita o presenta a S贸crates como personaje en algunas de sus comedias, pero siempre lo hace parecer rid铆culo.

La 煤ltima fuente es Arist贸teles, disc铆pulo de Plat贸n, que naci贸 15 a帽os despu茅s de la muerte de S贸crates.

Las ideas de S贸crates

Para S贸crates su mayor ambici贸n era no s贸lo ser un maestro, sino tambi茅n un benefactor de la humanidad. Quer铆a que se estableciera la justicia social en todo el mundo.

S贸crates no ten铆a exactamente una escuela, sino un c铆rculo de parientes y disc铆pulos con los que se encontr贸 en el gimnasio del Liceo. Se ocupaba de los asuntos de los dem谩s y se olvid贸 de los suyos. Su esposa, Xantipa, dijo que era un dios para los j贸venes atenienses.

S贸crates ten铆a una forma caracter铆stica de expresar sus ideas. Para transmitir sus conocimientos, nunca respond铆a a las preguntas; al contrario, hac铆a preguntas.

Filosof铆a de S贸crates

El principio de la filosof铆a de S贸crates est谩 en la frase 芦Con贸cete a ti mismo禄, inscrita en el templo de Apolo en Delfos, para la que dio una interpretaci贸n original.

Para S贸crates, antes de lanzarse a la b煤squeda de cualquier verdad, el hombre necesita analizarse a s铆 mismo y reconocer su propia ignorancia.

S贸crates inicia una discusi贸n y conduce a su interlocutor a tal reconocimiento, a trav茅s del di谩logo. Esta es la primera fase de su m茅todo, llamada iron铆a o refutaci贸n.

En la segunda fase, el maieutics, S贸crates pide varios ejemplos particulares de lo que se est谩 discutiendo. Por ejemplo, si est谩 tratando de definir el valor, pide descripciones de actos valientes. La maieutica (t茅cnica de sacar a la luz) presupone una creencia de S贸crates, seg煤n la cual:

芦La verdad est谩 ya en el hombre mismo, pero no puede alcanzarla, porque no s贸lo est谩 envuelto en falsas ideas, en prejuicios, sino que tambi茅n carece de m茅todos adecuados禄.

Una vez eliminados estos obst谩culos, se alcanza el verdadero conocimiento, que S贸crates identifica como virtud, opuesto al vicio, que s贸lo se debe a la ignorancia. De ah铆 su famosa frase: 芦Nadie hace el mal voluntariamente禄.

El sabio que no sab铆a nada

Se dice que el Ceref贸n Griego fue al templo de Apolo, en la ciudad de Delphus, al norte del Golfo de Corinto, deseoso de obtener una respuesta.

Cuando lleg贸 al templo, pregunt贸 qui茅n era el hombre m谩s sabio de Atenas. Sorprendido y confundido, fue a ver a su amigo S贸crates. Se sorprendi贸 a煤n m谩s y se pas贸 el d铆a investigando lo que el dios hab铆a dicho.

Seg煤n Plat贸n, S贸crates concluy贸:. 芦Soy el hombre m谩s sabio de Atenas, porque 芦s贸lo yo s茅 que no s茅 nada禄, dijo. Por eso trat贸 de aprender de todos.

S贸crates y Plat贸n

S贸crates no dej贸 nada escrito, s贸lo conocemos sus ense帽anzas a trav茅s de sus disc铆pulos, especialmente a trav茅s de Plat贸n, que transcribi贸 los pensamientos del maestro en sus famosos di谩logos, mezcl谩ndolos con sus concepciones personales.

En las obras, Apologia de S贸crates y F茅don, Plat贸n defiende a su maestro ante los jueces y relata los 煤ltimos momentos de su vida.

En el di谩logo de Menno, Plat贸n muestra un ejemplo cl谩sico de la aplicaci贸n de la maieutica, cuando S贸crates lleva a un esclavo ignorante a descubrir y formular varios teoremas de geometr铆a.

La muerte de S贸crates

La pol铆tica y la moral eran temas frecuentes en Atenas. S贸crates sent铆a que la Polis griega deb铆a ser gobernada por aquellos que ten铆an el conocimiento, una especie de 芦aristocracia de los sabios禄.

El fil贸sofo no estaba a favor de la democracia griega como se practicaba en Atenas. Critic贸 severamente las creencias religiosas y las costumbres de la cultura griega.

A los pol铆ticos de Atenas no les gust贸 su m茅todo de detenerlos en la calle para hacerles preguntas embarazosas. Y luego se juntaron y decidieron deshacerse de S贸crates.

Un d铆a, cuando lleg贸 al mercado para su debate filos贸fico diario, encontr贸 la siguiente advertencia, colocada en la tribuna del p煤blico: 芦S贸crates es un criminal. Es ateo y corruptor de la juventud. La pena por su crimen es la muerte.

S贸crates fue acusado de hacer tiranos, corromper a la juventud e introducir dioses extra帽os en Atenas.

Fue arrestado y juzgado por un jurado de todos aquellos pol铆ticos cuya hipocres铆a hab铆a denunciado en plazas p煤blicas, fue declarado culpable.

Cuando se le pregunt贸 cu谩l deber铆a ser su castigo, sonri贸 sarc谩sticamente y dijo: 芦Por lo que he hecho por ti y por tu ciudad, merezco ser apoyado hasta el final de mi vida con fondos p煤blicos禄.

S贸crates fue forzado a terminar su vida como un criminal. Durante treinta d铆as estuvo en una celda funeraria y luego se le dio a beber una taza de veneno.

Cuando sinti贸 que sus miembros se estaban enfriando, se despidi贸 de sus amigos y familiares con las palabras:

芦Y ahora hemos llegado a la encrucijada de los caminos. Vosotros, amigos m铆os, entrad en vuestras vidas, yo entrar茅 en mi muerte. 驴Cu谩l es el mejor de estos caminos? S贸lo Dios lo sabe.

S贸crates muri贸 en Atenas, Grecia, en el a帽o 399 a.C.